Energía solar

Ventajas de la calefacción por energía solar

Apostar por las ventajas de la calefacción por energía solar puede convertirse en una de las mejores decisiones que tomemos para nuestro hogar. Si quieres mejorar el confort de tu casa y, además, cuidar del medioambiente utilizando una energía verde, esta alternativa es, sin lugar a dudas, la mejor para ti.

Para poder disfrutar de esta calefacción se puede apostar por la utilización de placas solares térmicas o placas solares fotovoltaicas. Con ambas, es posible generar electricidad, aunque cada opción cuenta con características propias.

La energía solar es, sin lugar a dudas, una de las renovables más importantes de la actualidad, así como un ejemplo de sostenibilidad por el que se está apostando de manera decidida en nuestro país y en toda Europa. No en vano, se estima que la energía solar fotovoltaica dominará España en 2030.

Principales ventajas de la calefacción por energía solar

Entre los principales beneficios de la calefacción por energía solar, desde Termicalia nos gustaría destacar los siguientes:

  • Disminuye el consumo energético necesario para calentar el agua. Los ahorros se mueven entre el 50 y el 75%, pudiendo llegar al 100% en ciertas épocas del año.
  • Los calentadores de agua alimentados por placas fotovoltaicas posibilitan un ahorro energético sobresaliente al aprovechar la energía del sol. De esta forma, en nuestro hogar conseguiremos evitar consumir electricidad (u otros combustibles) de manera constante.
  • La dependencia energética del hogar será mucho menor, ya que evitamos consumir electricidad, gas o cualquier otro combustible fósil.
  • Una de las ventajas de la calefacción por energía solar más importantes: se disfruta un suministro continuo durante los 365 días del año.
  • Equipos de alta tecnología y fácil y asequible mantenimiento
  • Además de un notable sistema de calefacción, es posible optar a un hogar en el que el autoconsumo sea una constante, pudiendo llegar a funcionar un sistema desconectado de la red eléctrica.
  • La instalación no requiere de grandes obras. Todo lo contrario. Es bastante sencillo y en un plazo de tiempo realmente corto.
  • Posibilidad de contar con un sistema híbrido en zonas de poca radiación solar anual. De esta forma, los sistemas tradicionales y el fotovoltaico trabajarían en sintonía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
Urgencias