Energía solar

Diferencias entre energía solar térmica y fotovoltaica

Mucha gente se piensa que la energía solar es toda igual y que no existen distintas alternativas. Pero no es cierto. ¿Conoces las diferencias entre energía solar térmica y fotovoltaica? Vamos a aprovechar estas líneas para explicártelas. De esta manera, puedes conocer cuáles son las principales ventajas de cada una y optar por la que más te convenga.

En términos generales, podríamos afirmar que la fotovoltaica es más reciente que la térmica, con una tecnología seguramente más compleja. Pero no se trata de la única diferencia entre ambas alternativas para el hogar.

  • Los equipos solares térmicos se utilizan principalmente para la obtención de agua caliente sanitaria y también para la climatización. Los sistemas fotovoltaicos también se usan para la iluminación de edificios o la alimentación de los electrodomésticos.
  • En lo que se refiere a la vida útil de las instalaciones, ambas son extremadamente longevas, con duraciones muy por encima de los 10 años.
  • El mantenimiento también se convierte en otra de las diferencias entre la energía solar térmica y la fotovoltaica. Los equipos térmicos son algo más complejos, aunque en ningún caso suelen darse inconvenientes ni averías.
  • La eficiencia es, seguramente, una de las grandes ventajas de la energía solar térmica, superando por mucho a las instalaciones fotovoltaicas. Los coeficientes de energía de la alternativa térmica suelen llegar al 80-90%, muy superior al de los paneles tradicionales.
  • El precio es otra de las diferencias entre la energía solar térmica y la fotovoltaica. En esta ocasión, la tecnología fotovoltaica también es más cara que la térmica.
  • ¿Qué hay del espacio necesario para la instalación de ambas alternativas? En esta ocasión, podemos estar ante uno factor que puede resultar decisivo. Los equipos térmicos suelen ser menos voluminosos y requieren, por tanto, menos espacio. Los panales solares fotovoltaicos, por su parte, requieren una mayor cantidad de espacio, cubriendo gran parte de los tejados de las casas, naves o inmuebles.

Todas estas son las principales diferencias entre una opción u otra. ¿Cuál es la más conveniente? Lo ideal será analizar nuestras necesidades y objetivos, poniéndonos en las manos de auténticos especialistas que sean capaces de asesorarnos en todo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
Urgencias