Energía solar

La energía solar fotovoltaica dominará España en 2030

No Comments

Una noticia para la esperanza: El Gobierno estima que la energía solar fotovoltaica dominará España en 2030. Una alternativa verde, respetuosa con el medioambiente, económicamente favorable para las familias y, sobre todo, una fuente inagotable. ¿Por qué no? Sería un grandísimo avance para nuestro país y para nuestro sistema energético.

Según los datos que estiman desde el Gobierno, para 2030 se podría llegar a alcanzar una potencia fotovoltaica de 77GW en su escenario más alcista. Así se recoge en un informe hecho público por el Ministerio de Industria, Turismo y Agenda Digital. En este documento se recoge de manera indudable que la energía solar es la alternativa más barata y económica para el futuro, además de que la rama fotovoltaica será la predominante a finales de la década.

Así, según los distintos escenarios previstos por el Gobierno, se estima que nuestro país disfrute de un fuerte desarrollo del sistema de generación, distribución y almacenamiento. Así, según las predicciones más optimistas del ministerio, se espera que la energía solar llegue a una producción de 47.1TWh para 2030, convirtiéndose así en la principal fuente de energía del país. Una estupenda noticia por todo lo que implica.

Tras la energía solar fotovoltaica, se encontrarán la eólica, plantas de ciclo combinado, energía hidroeléctrica, instalaciones de cogeneración y energía nuclear. Así, bajo estas pequeñas premisas, el Ejecutivo vaticina que las energías renovables estén presentes en el 70% de la producción total de España.

Del informe hecho público por el Ministerio de Industria, Turismo y Agenda Digital, se extrae también las esperanzas para que la energía solar se convierta en la fuente de energía más grande y barata en el año 2030.

Hay que tener presente que una mayor penetración en nuestro territorio de la energía solar y de otras energías de carácter renovable permitirían reducir de manera significativa los costes de generación de energía. Se estima que el ahorro podría llegar a ser de casi 10.000 millones de euros.

Además, las emisiones de CO2 también se verían drásticamente reducidas a la mitad, reduciendo las importaciones de combustibles y, de paso, aumentando las exportaciones de electricidad a Francia como consecuencia del diferencial de precios con el país vecinos. Con todo ello, la energía solar fotovoltaica dominará España en 2030.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
Urgencias