Energía solar

Instalación de ACS solar en una comunidad de vecinos

Cada vez son más y más las personas que apuestan por la energía solar térmica para sus hogares por sus grandes ventajas. ¿Qué ofrece y qué características tiene una instalación de ACS solar en una comunidad de vecinos? Si estás interesado en este tema, no te pierdas este post que hemos preparado para ti desde Termicalia.

Desde la eliminación del llamado “impuesto al sol”, cada vez son más y más los propietarios que desean probar esta alternativa, pese a que las placas solares térmicas nunca estuvieron supeditadas a esa famosa tasa. Lo único cierto es que en nuestro país no existe una gran cultura de autoconsumo, ni se encuentra extendido por toda nuestra geografía. Por eso, es tan importante que se vaya desarrollando poco a poco.

Además, desde hace más de una década, concretamente desde 2006, el Código Técnico de la Edificación obliga a la instalación de placas solares térmicas para la producción de agua caliente sanitaria (ACS) en todos los edificios de nueva construcción.

De hecho, se da la circunstancia que muchas de esas comunidades que ya cuentan con la instalación realizada, ni siquiera saben que cuentan con ella o si realmente está funcionando. Para todas ellas, desde Termicalia nos ponemos a su entera disposición para ayudarlas y asesorarlas. A todos los beneficios de esta alternativa ecológica hay que sumar que la inversión inicial de instalación ya está hecha.

Características de una instalación de ACS solar en una comunidad de vecinos

No es ningún secreto que la mayoría de la población española vive en edificios residenciales. Una imagen muy diferente a la de la típica vivienda unifamiliar que cuenta con placas solares para su autoconsumo. Sin embargo, una placa solar térmica podría llegar a cubrir hasta el 70% de las necesidades de agua caliente sanitaria de todos los vecinos. Como puedes imaginar, el ahorro que podría llegar a producirse en calefacción puede superar el 20% y llegar hasta el 35%.

Así, una instalación de ACS solar en una comunidad de vecinos es totalmente factible y también recomendable. El único escollo que suele encontrarse es el de conseguir un consenso total de todos los vecinos. Si los propietarios decidiesen apostar por esta alternativa, todo el proceso se simplifica de una manera increíble, así como los trámites. En el caso contrario, si no hubiera acuerdo, habría que apostar por alternativas, como el uso de una parte proporcional de las zonas comunes.

Además, el diseño de la propia instalación dependerá de cada edificio, puesto que no todos los inmuebles cuentan con las mismas características: Cuántos vecinos van a usarla, la orientación del edificio, el tipo de instalación actual… Por todo ello, lo más aconsejable siempre será ponerse en manos de verdaderos especialistas.

instalación de ACS solar en una comunidad de vecinos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
Urgencias