Blog

¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico?

Seguramente hayas escuchado hablar de él, pero no tienes claro en qué consiste: ¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico? Gracias a nuestra trayectoria en este campo, podemos contarte que básicamente hace referencia a la producción individual de electricidad para el propio consumo a través de paneles solares fotovoltaicos.

De esta manera, la producción eléctrica tiene lugar en el mismo punto en el que posteriormente se llevará a cabo el consumo o, en su defecto, en un punto cercano. Como se puede imaginar, esta alternativa encierra un puñado de grandes ventajas que hay que conocer y valorar en su justa medida.

En esta línea, no hay que pasar por alto que el autoconsumo fotovoltaico permite la famosa transición energética y, de paso, es un activo muy poderoso contra el cambio climático. Todo ello mientras se consigue reducir de manera notable la factura eléctrica mensual de los hogares.

Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico se dividen a su vez en dos grandes clases:

– Instalación de autoconsumo aislada

Esta alternativa no cuenta con conexión eléctrica física a una red que pueda servir de transporte o distribución. Es por ello que se debe realizar un almacenamiento a través de baterías. En caso contrario, no estaría asegurado el suministro durante las 24 horas del día o todos los días del año.

Estas instalaciones están pensadas para aquellos hogares o edificios sin acceso a la red eléctrica. Entre sus principales componentes hay que destacar los paneles solares, reguladores de carga, acumuladores, baterías e inversores.

– Instalación de autoconsumo conectada a la red

En esta ocasión, la instalación sí que cuenta con conexión a la red de transporte o distribución. Eso sí, hay dos subtipos que tenemos que conocer:

  1. Autoconsumo directo: Se refiere a que se aprovechará la energía recogida por la propia instalación, vertiendo el sobrante a la red. En la hipotética situación que se necesitase más energía de la fabricada, se cogería de la propia red abonando según la tarifa vigente.
  2. Autoconsumo con acumulación: Se consume la energía creada, almacenando el restante en baterías por si fuera necesario en el futuro. Esta alternativa es la que permite mayores porcentajes de ahorro.

Casi no hay que resaltar que el autoconsumo fotovoltaico permite reducir la factura eléctrica en altísimos porcentajes, produciendo una energía verde y respetuosa con el medioambiente.

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply