Blog

3 errores comunes al hacer una instalación

destacados7

Instalaciones con pérdidas innecesarias

Una instalación solar térmica debe hacerse con el mínimo circuito primario y de distribución para evitar pérdidas innecesarias en la transmisión. Es bueno acercar al máximo el volumen de acumulación al campo de captación, para que así el circuito primario sea lo más corto posible y la transmisión del calor generado en los paneles al volumen de inercia sea lo más efectiva y eficiente. Además, es muy importante someter la instalación a pruebas de presión y estanqueidad al menos al triple de su presión de trabajo antes de ponerla en marcha.

Comprar paneles a bajo precio o de baja calidad no abarata el coste de la instalación (en solar, comprar barato es comprar caro)

Comprar los paneles a bajo precio es contraproducente porque un coste bajo de panel representa un rendimiento bajo de panel y un buen rendimiento marca una cantidad mayor de energía obtenida en una superficie de captación igual o menor. Es decir, con menos paneles de mejor rendimiento se obtiene la misma energía que con más paneles de menor rendimiento y además abarata también el coste del depósito, puesto que el volumen de acumulación también puede ser menor al obtener la misma energía con menos paneles.

Mal diseño de la instalación. Los excedentes de calor: poco ahorro y sobrecostes en reparaciones

Un buen diseño previo de la instalación, en función no sólo de la localización y ubicación de las placas (método propuesto por el CTE -Código Técnico de la Edificación-) sino también de un buen análisis previo de los patrones de consumo y del uso que se le va a dar a la instalación, permite un ahorro importante en la inversión inicial, puesto que evita excedentes innecesarios que implican la instalación de elementos añadidos de disipación (aerotermos, radiadores, etc.). Asimismo, un asesoramiento profesional adecuado facilitará el posterior y necesario mantenimiento, ya que no habrá necesidad de reparar y sustituir piezas o elementos que, por un mal diseño, se ven obligados a trabajar a presiones y temperaturas que no les corresponden.